Inicio | Directorio de Instituciones | Acerca del Catálogo | SAGPyA
 
  FICHA Nº 12
 
  Desinfección de suelos para almácigos
por medio de la solarización
 
 
  Ver codificación
  Imprimir ficha    
  Mediante el uso de la energía calorífica del sol, se eliminan malezas, insectos, ácaros, nemátodos y organismos patógenos de los cultivos. Esta técnica constituye una alternativa al uso del bromuro de metilo en la producción de plantines en almácigo.

Descripción
Esta práctica tecnológica es útil para la desinfección de suelos para almácigos, al eliminar malezas, insectos, ácaros, nematodos y organismos patógenos que dañan los cultivos; además, tiende a reemplazar el uso del bromuro de metilo, perjudicial por sus consecuencias dañinas sobre la capa de ozono.

La alternativa de solarización plantea una solución económica, práctica y eficiente para el tratamiento de los suelos, especialmente aplicable por pequeños productores de los Valles Calchaquíes. Es una técnica natural, de muy bajo impacto sobre el suelo y se la puede realizar con una mínima cantidad de insumo externo (plástico de cobertura de almácigos).

Con la técnica de solarización se captura la energía calorífica del sol, que provoca cambios físicos, químicos y biológicos en el suelo. Para ello se coloca plástico transparente sobre el suelo húmedo de los almácigos, antes de la siembra, con el fin de elevar la temperatura del suelo a niveles letales para muchos organismos dañinos de éste, semillas y plántulas de malezas, nemátodos y algunos ácaros.

Contexto de uso
La solarización de almácigos es llevada a cabo actualmente por unos 80 pequeños productores de pimentón del Valle Calchaquí salteño.

Los sistemas productivos en los que se desarrolla esta práctica son principalmente de tipo campesino, con escasa superficie de tierra para cultivo (3 a 5 ha), con riego, poca disponibilidad de capital y alta participación de la mano de obra familiar. Las principales producciones de estos sistemas son el pimiento para pimentón y hortalizas (cebolla y tomate). Eventualmente se cultivan otras especias, como comino. También realizan cultivos para el autoconsumo: hortalizas varias y plantas frutales (durazneros, vid y manzanos).

El tratamiento de suelos mediante la solarización resulta especialmente apropiado en los Valles Calchaquíes del noroeste argentino, por el amplio período de insolación que presenta esta región. Si bien las temperaturas diurnas y nocturnas son sumamente variables, e incluso son comunes las heladas en la época de tratamiento de los suelos, durante el día se suelen obtener a nivel de éstos temperaturas superiores a los 65 ºC en superficie y 60 ºC a 10 cm de profundidad. Los almácigos, para ser solarizados, deben estar expuestos principalmente hacia el norte y sin barreras que obstruyan el paso del sol.

Desempeño
Esta técnica ha sido muy bien recibida y entendida por los pequeños productores, ya que es una forma de desinfección de almácigos muy barata; además, utiliza un insumo totalmente accesible al pequeño productor, como son los plásticos de cobertura, los cuales son necesarios también para cubrir a los plantines de las bajas temperaturas invernales. El uso de estos plásticos (plástico cristal de 80 micrones de espesor) resulta una práctica común en todos los productores de la zona. Como elementos de sostén del plástico se pueden utilizar trozos de cañas o palos, que son materiales a disposición de los productores.

Si no se aplica esta tecnología, la desinfección de almácigos se realiza con bromuro de metilo, que se comercializa en garrafas de una libra. Esta tecnología es inviable, tanto por los daños a la atmósfera y a la salud de los productores y su familia, como por las normativas provinciales y nacionales que impiden su uso a partir de enero de 2007. Algunos productores también realizan la quema de “rastrojos” de pimiento, o sea de los palos secos que quedan como residuo de este cultivo; esto es altamente inconveniente por la ineficiencia del tratamiento y por la posible contaminación de algunos virus entre los dos ciclos de cultivo.

Las principales ventajas de la práctica sugerida son: a) el bajo costo en la desinfección de almácigos, b) no afecta la capa de ozono, c) es un proceso totalmente natural, no contaminante, y d) no produce intoxicación de plantas, permitiendo excelente germinación, crecimiento y enraizamiento de éstas. Lo más importante de la propuesta es contar con una alternativa de reemplazo al bromuro de metilo antes de su fecha de prohibición de uso.

Costo
El único insumo que se debe adquirir es el plástico de cobertura, que suele ser un plástico transparente de 80 micrones de espesor para la generalidad de los casos. El costo para un almácigo de 10 m2 es de $ 7. Si se compara el costo de la solarización con los tratamientos alternativos, como ser el de bromuro de metilo, que cuesta $ 24 para la misma superficie, o el tratamiento con metam sodio ($ 14,75), o la combinación solarización-metam sodio ($10), la propuesta descrita resulta sumamente conveniente. Asimismo, el productor puede obtener de su propio sistema productivo las varillas para soportar el plástico, así como el trabajo necesario para el tratamiento.

La preparación de los “cajones” o canteros para los almácigos de pimiento para pimentón (normalmente 60 m2), demanda 3 jornales por hectárea y requiere de una sola capacitación técnica previa a la iniciación del tratamiento.

Resultados esperados
Con esta tecnología se espera conseguir una mejor calidad del plantín, especialmente en lo referido a desarrollo radicular, sanidad y vigor de la planta, así como una mejor calidad del ambiente global al evitar la degradación de la capa de ozono. Tiene potencial para mejorar el ingreso de los productores, ya que abre la oportunidad de entrar en el ámbito de los cultivos orgánicos. Por otra parte, se evita el gasto en agroquímicos utilizados en las técnicas convencionales de desinfección de almácigos, como ser bromuro de metilo o metam sodio. Si se compara la diferencia en costos entre la solarización y el tratamiento convencional con bromuro de metilo, para un productor de 5 ha, ésta será de $ 510, lo que representa un monto significativo en el contexto de los campesinos del Valle Calchaquí. Tiende a mejorar la calidad de vida de la familia rural, principalmente por tratarse de una técnica en la que no intervienen productos químicos. No puede producir un efecto social negativo; al contrario, la técnica promueve la toma de conciencia por parte de los productores y de sus familias, del peligro de utilizar productos de alto riesgo para la salud y el ambiente en los procesos productivos.

No produce ningún efecto adverso sobre el medio ambiente, y en ningún caso podría producir un impacto ambiental negativo; su efecto sobre el ambiente es positivo, ya que contribuye a erradicar el uso del bromuro de metilo en la desinfección de suelos.

Adaptación
La práctica tecnológica sugerida es muy flexible. Se puede adaptar a sistemas productivos muy pequeños, como a otros de mayor envergadura. Para algunos casos en que se requiera reducir el tiempo del tratamiento, se puede combinar la solarización con el uso de algunos productos químicos menos peligrosos para el ambiente, como es el caso del metam sodio. En este caso el tiempo se reduce a la mitad; la dosis de metam es de 625 cc y el tratamiento se encarece pasando de 7 a 10 pesos por cada 10 m2. La única dificultad que presenta la propuesta de solarización es el largo tiempo de tratamiento, el cual hace que los productores deban planificar por lo menos con dos meses de anticipación la elaboración de los almácigos.

Institución
La difusión de esta tecnología está a cargo del Proyecto INTA-PROZONO Salta, y se realiza mediante demostraciones a campo, folletos, pro-gramas radiales y capacitaciones a productores.

Para mayor información contactar con:
Proyecto PROZONO Salta
Ing. Marcelo Rodríguez o Agr. Fernando Lacci
(
prozono_salta@yahoo.com.ar)

 

 
  Inicio
  AUTORIDADES
  PALABRAS DE PRESENTACIÓN
  INTRODUCCIÓN
  PALABRAS FINALES
  DOCUMENTOS
  BIBLIOGRAFÍA
 

TECNOLOGÍAS

Búsqueda de fichas







 


  Figuras  
       
  Fotografías      
     
         
     
     

 

 
 

Volver

 

 
 
CATÁLOGO DE TECNOLOGÍAS PARA PEQUEÑOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS