Portada | Directorio de Instituciones | Acerca del Catálogo | SAGPyA
 
  FICHA Nº 94
 
  Ladrillos de suelo-cemento
 
 
  Ver codificación
  Imprimir ficha    
  Con una máquina-prensa de uso sencillo se construyen ladrillos a partir de una mezcla de suelo y cemento. Tienen mayor dureza y resistencia a la erosión hídrica y eólica que los adobes.

Descripción
Los “mampuestos” son ladrillos elaborados con una mezcla de cemento y tierra común, que se usan en la construcción de corrales o reparos, piezas de pequeñas dimensiones para usos diversos y viviendas. Por utilizar para su fabricación la tierra común, que los productores tienen a su disposición, los mampuestos abaratan costos. Cuando son usados en la construcción de corrales, los animales se encuentran mejor protegidos de las inclemencias climáticas y de insectos y parásitos que los afectan; en el caso de pequeñas salas de usos múltiples construidas con estos bloques, se logra una mejor salubridad que en construcciones de adobe o madera, lo que facilita las labores de producción de conservas, panificados, etc.

El ladrillo de suelo-cemento tiene mayor dureza y resistencia contra la erosión hídrica y eólica que los adobes. Su fabricación es sencilla y la construcción con estos mampuestos es similar a la realizada con ladrillos cerámicos o adobes (trabados y fundaciones, salvo en las columnas), por lo que no requiere una capacitación específica para su uso. En una zona sísmica, como es la provincia de San Juan, las construcciones con mampuesto son más resistentes a estos movimientos que las hechas con adobe. Para la fabricación de los ladrillos de suelo-cemento se necesita una máquina-prensa, la cual es de sencillo manejo. Ésta tiene una palanca que, accionada en uno u otro sentido, carga la mezcla de tierra, cemento y agua, la prensa y la extrae ya moldeada y lista para su secado al sol. Posteriormente, para las construcciones de pequeñas dimensiones, la técnica de edificación es similar a la del ladrillo; en edificaciones más grandes (viviendas) es necesario trabar las paredes en forma de cruz en las esquinas y reforzar con varillas de acero de manera vertical.

Contexto de uso
En la actualidad esta técnica está empezando a implementarse en corrales y reparos para ganado caprino y construcciones para productores de dulces y conservas. Además, en la provincia de San Juan, el Instituto Regional de Planeamiento y Hábitat (IRPHa) llevó a cabo una experiencia piloto de construcción de una vivienda, la cual ya está terminada y habitada. Paralelamente, desde principios de 2005 se realizan capacitaciones en esta temática con productores vinculados al Programa Social Agropecuario. Hasta el momento, en la provincia de San Juan han sido capacitados unos 20 grupos productivos vinculados al programa, y 60 productores han adoptado la tecnología.

Es posible su implementación en mayor o menor medida en todos los contextos productivos, dada su flexibilidad de adaptación y los múltiples usos que se le puede dar.

Desempeño
Esta tecnología permite salvaguardar a los animales de las inclemencias climáticas y de la transmisión de enfermedades por picaduras de insectos que anidan en las enramadas de los corrales. Por otra parte, en el caso de las habitaciones facilita el trabajo de los pequeños productores en actividades bajo techo, como extracción de miel, clasificación de semillas, fabricación de conservas, dulces o panificado, manteniendo las condiciones de seguridad y sanidad de la producción.

Los corrales tradicionalmente se hacían con ramas y palos y, en el caso de actividades bajo techo, se hacían en las casas particulares o se solicitaba el uso de las instalaciones públicas. Las ventajas de la tecnología ofrecida frente a la tradicional se pueden resumir en que ofrece menores costos que el ladrillo cerámico (se ahorra el traslado), mayor dureza y resistencia que el adobe y fácil fabricación. Las desventajas recaen en la demanda de tiempo y dedicación en la fabricación de los mampuestos, que no siempre tienen los productores, y la necesidad de disponibilidad de la máquina-prensa para la fabricación de los mampuestos.

Costo
Para la fabricación de los mampuestos se necesita la máquina-prensa, cemento y nylon de 3 x 8 m. Preferiblemente, la máquina la podrán adquirir municipalidades, asociaciones u otro tipo de organizaciones y prestarla a los productores por un tiempo, para que éstos no tengan que comprarla. El precio de la máquina en el mercado se aproxima a los $ 2.500. Para la fabricación hay que comprar, además, cemento (entre 15 y 20 pesos por bolsa, según los lugares; una bolsa de cemento rinde unos 120 mampuestos), nylon ($ 35, aproximadamente) y las herramientas de albañil si es que no se cuenta con ellas (pala, $ 25; balde, $ 3; cuchara de albañil, $ 8; opcionalmente, carretilla, $ 72, y mezcladora, $ 480).

Se pueden fabricar unos 250 mampuestos entre tres personas por jornada. El rendimiento es de unos 35 mampuestos por metro cuadrado de pared. Después, depende de las dimensiones de la construcción que se vaya a hacer. Para el uso y manejo de la máquina-prensa se requiere una capacitación de aproximadamente medio día. Las técnicas constructivas con los mampuestos son similares a las empleadas con ladrillos cerámicos (en el caso de no poseer conocimientos sobre construcción, se requerirá una capacitación adicional al respecto de 2 o 3 días de duración).

Resultados esperados
En el caso de los corrales, se aumentaría la producción al evitar la pérdida de animales por inclemencias climáticas o enfermedades. Para la construcción de pequeñas piezas, se podrían respetar con mayor eficacia las normas de salubridad en la fabricación de conservas, pan o dulces. Paralelamente, se puede afirmar que introduce mejoras en la calidad de vida de los productores, en la medida en que puede utilizarse esta técnica en la construcción de viviendas y sustituir el adobe como material constructivo. En este sentido, aún no se han elaborado indicadores claros acerca de una posible mejoría en los sistemas productivos.

Su impacto sobre el medio ambiente es nulo.

Adaptación
Esta tecnología es de fácil adaptación a distintos agroecosistemas y a diferentes propósitos edilicios, aunque en algún caso se puedan plantear dificultades. Por ejemplo, puede haber reticencias al cambio en la construcción de los corrales con enramadas a hacerlos con los mampuestos, ya que implica la sustitución de una tecnología conocida y tradicionalmente probada, por otra desconocida y cuyas referencias acerca de los resultados provienen, principalmente, de los técnicos y no de otros productores. Además, la posibilidad de construir corrales más elaborados implica un cambio en el tipo de manejo de la majada que habitualmente se hace. Otra limitante es el precio de la máquina. La posibilidad de que se la pueda conseguir a través de alguna organización u organismo público es la propuesta que lleva a cabo el PSA en San Juan, de manera que esta tecnología no sólo se siga perfeccionando, sino que se extienda su práctica, que es lo más importante.

Institución
La técnica está extendida a nivel mundial. La máquina-prensa fue diseñada por el Instituto Regional de Planeamiento y Hábitat de la Universidad Nacional de San Juan y también ha sido desarrollado por el CRIATiC (Centro Regional de Investigaciones de Arquitectura de Tierra). La colaboración entre el PSA y el IRPHa se centra en la promoción conjunta de la tecnología, la aplicación en distintos contextos (productivos, habitacionales, etc.) y en la capacitación de los productores.

Para mayor información contactar con:
Arq. Irene Blasco
(iblasco@farqui.unsj.edu.ar)
Arq. Osvaldo Albarracín
(osvaldoalbarracin@yahoo.com.ar)
Arq. Arturo Pereyra
(arturoar2003@yahoo.com)
Ing. Agr. Gustavo Delgado
(psasanjuan@speedy.com.ar)

 

 
  Inicio
  AUTORIDADES
  PALABRAS DE PRESENTACIÓN
  INTRODUCCIÓN
  PALABRAS FINALES
  DOCUMENTOS
  BIBLIOGRAFÍA
 

TECNOLOGÍAS

Búsqueda de fichas







 


  Figuras  
       
  Fotografías      
     
 
 
     

 

 
 

Volver

 

 
 
CATÁLOGO DE TECNOLOGÍAS PARA PEQUEÑOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS