Portada | Directorio de Instituciones | Acerca del Catálogo | SAGPyA
 
  FICHA Nº 76
 
  Molino para extracción
de jugo de caña de azúcar
 
 
  Ver codificación
  Imprimir ficha    
  Similar al utilizado en los ingenios pero a pequeña escala. Hay dos modelos, según las necesidades de procesamiento (150-400 o 800-1000 kg de caña/hora).

Descripción
Se trata de molinos para extracción de jugo de caña de azúcar, similares a los usados en fábricas (ingenios), pero a pequeña escala, accionados a motor eléctrico o a explosión, en dos alternativas que varían según la capacidad de molienda. Un modelo pequeño, con motor de 2 a 4 HP, para moler entre 150 a 400 kg de caña por hora produce entre 75 y 200 litros de jugo, y un modelo de mayor capacidad, con motor de 8 a 10 HP, para moler entre 800 a 1.000ikg de caña por hora, produce de 400 a 500 litros.

El trapiche es totalmente metálico. Tiene tres cilindros de molienda dentados, un motor eléctrico o a explosión y un mecanismo de engranajes para reducir la velocidad y transmitir la potencia desde el motor a los cilindros de molienda. Todo va montado sobre una sola estructura.

Contexto de uso
A esta tecnología la usan pequeños productores, campesinos, de Misiones, este de Formosa y este del Chaco, regiones con precipitaciones mayores a 1.000 mm y buenos suelos, en las que aquéllos siembran normalmente pequeñas superficies (alrededor de 0,8 a 1 ha) de caña de azúcar, tanto para producir miel como para forraje para animales. En Misiones hay productores que poseen hasta 3 ha de plantación de caña, que producen también azúcar rubia orgánica artesanal para la venta.

Los sistemas productivos, de entre 5 a 50 ha y con 1 a 6 ha cultivadas, son muy diversificados. Producen una gran variedad de productos para autoconsumo y venta de excedentes, y pequeñas extensiones de productos de renta como tabaco, algodón o mandioca; también yerba mate en Misiones.

En estas poblaciones la miel de caña es un componente importante de la dieta cotidiana, de acuerdo a su cultura y tradiciones. Allí la caña de azúcar siempre se cultiva en pequeñas superficies en asociación con otros cultivos.

Desempeño

Este trapiche, combinado con la tecnología de todo el proceso de elaboración de miel de caña desarrollada por Incupo y Teknycampo, permite la elaboración en cada chacra, ya que tanto el trapiche como la paila son transportables. Esta característica es muy valorada por los pequeños productores, porque al ser una herramienta que por su costo suele ser adquirida en forma grupal, es más fácil organizarse para trasladar las máquinas a que el productor traslade su caña a un centro de elaboración. Es de fácil uso, eficiencia de extracción y fortaleza mecánica.

Reemplaza a los trapiches de madera accionados a tracción a sangre, con bajo rendimiento en la extracción y cada vez de menos uso dado el tiempo que insume y la necesidad de contar con buenos animales de trabajo.

Si bien el trapiche de madera tenía la ventaja de que en varias zonas había artesanos en condiciones de construirlo, y por lo tanto de realizar su mantenimiento, las dos grandes ventajas de los nuevos son la fortaleza mecánica y la eficientización de trabajo. Se necesitan menos personas y no es necesario disponer de animales de tiro.

Costo
El trapiche con motor monofásico de 1 HP (capacidad: 120 kg caña/hora) cuesta $ 3.240 (más IVA 10,5%), el de motor naftero de 4,5 HP (capacidad: 250 kg caña/hora) cuesta $ 4.920 (más IVA 10,5%) y el de motor naftero de 8 HP con trailer (capacidad 1.000 kg caña/hora), $ 13.750 (más IVA 10,5%). El uso de estos trapiches depende de energía eléctrica (1 kW/h cada 120 kg de caña) o combustible (1 litro de nafta cada 300 a 600 kg de caña), según sea el motor. El mantenimiento de rutina es el propio de un motor. Si bien la mecánica de los trapiches es sólida, ante una rotura hay que recurrir a mecánicos especializados. Para su uso se requieren dos personas: una atiende el funcionamiento del motor y alimenta los cilindros de molienda con la caña de azúcar, apilada previamente cerca del trapiche, y la otra se encarga de retirar el desecho de caña (bagazo) y atiende la recepción del jugo.

Para aprender a usarlo se requiere medio jornal de capacitación mínima sobre su uso y buen mantenimiento. Esto es para el caso de productores que ya conocen el proceso de la miel de caña. De no ser así, es necesario al menos 2 jornadas de capacitación sobre el proceso completo.

Resultados esperados
A partir de esta tecnología, los productores que ya siembran caña pueden diversificar su producción y darle mayor valor agregado a la misma, fabricando y vendiendo miel. Pueden aumentar la superficie de siembra, como así también elaborar, además de miel, azúcar rubia orgánica artesanal, de gran demanda actualmente. Tiene potencial para mejorar el ingreso de los pequeños productores, ya que agregan valor a lo producido. Con esta tecnología el costo aproximado es de $ 1,6 por litro de miel (considerando 20 $/jornal de mano de obra), y se puede vender a 3 o 4 pesos. En un día se pueden elaborar de 80 a 250 litros de miel.

Esta tecnología no produce ningún tipo de impacto ambiental negativo.

Adaptación
Este trapiche se adapta a todas las variedades de caña de azúcar, y al funcionar con motor eléctrico o a combustión, permite su uso en cualquier ubicación. También es apto tanto para muy pequeñas producciones (1/4 ha) como para producciones mayores, de hasta 10 ha. La limitante que puede presentar para su incorporación a los sistemas productivos de los pequeños productores es el precio, sobre todo en el caso del de mayor capacidad. Pero aunque un productor pueda adquirirlo solo, se justifica el uso comunitario, dada la capacidad de extracción que tiene.

Institución
Proyecto de Investigación Adaptativa financiado por el PROINDER. La generación de esta tecnología fue realizada por Teknycampo SRL, en articulación con Incupo (Instituto de Cultura Popular). No se tiene conocimiento de otro fabricante de trapiches para caña de azúcar en el país. Incupo, por ser una institución de educación y comunicación, difunde las tecnologías por distintos medios (periódicos, diarios, radio y canales locales de TV), a través de eventos, capacitaciones específicas y generales y a través de cartillas. Teknycampo difunde esta tecnología a través de su página en Internet, presentaciones en eventos (ferias, exposiciones, etc.) y por contactos con técnicos e instituciones de apoyo a productores (ONGs de desarrollo, PSA, INTA, Ministerios, etc.). Para el caso del trapiche cabe mencionar la aparición de esta tecnología en el video de tecnologías para pequeños productores del NEA. El diseño de los trapiches fue realizado por Andrés Stahringer, de Teknycampo en articulación con Efrén Goiriz y Ernesto Stahringer de Incupo.

Para mayor información contactar con:
Andrés Stahringer
(teknycampo@teknycampo.com.ar
o incupo@incupo.org.ar)

 

 
  Inicio
  AUTORIDADES
  PALABRAS DE PRESENTACIÓN
  INTRODUCCIÓN
  PALABRAS FINALES
  DOCUMENTOS
  BIBLIOGRAFÍA
 

TECNOLOGÍAS

Búsqueda de fichas







 


  Figuras      
       
  Documentos      
       
 
 
     

 

 
 

Volver

 

 
 
CATÁLOGO DE TECNOLOGÍAS PARA PEQUEÑOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS